NBA – Spurs y Thunder en un duelo de estilos diferentes:

LMTD

Los San Antonio Spurs y Oklahoma City Thunder juegan nuevamente por el campeonato de la Conferencia del Oeste. Ambos se enfrentaron en el 2012 y el Thunder ganó esa serie 4-2 con una gran labor de Kevin Durant, Russell Westbrook y James Harden.

San Antonio terminó primero en la conferencia con marca de 62-20 y solamente fueron retados en la primera ronda por Dallas. En la segunda ronda dominaron a un equipo de Portland que promete ser un contendor en las próximas temporadas.
Una ofensiva balanceada, donde hasta nueve jugadores aportaron consistentemente, y una defensa que forzó malas decisiones llevaron a los Spurs a cuatro victorias en cinco juegos.

Oklahoma City también tuvo una serie larga en la primera ronda contra Memphis y en la segunda ronda lograron vencer a los Clippers en seis partidos. Tanto Durant como Westbrook han sacado la cara en juegos cruciales, pero también en ocasiones se les culpa de tomar malas decisiones con el balón. Para esta serie no contarán con Serge Ibaka por lesión y la gran pregunta para el equipo es si pueden sobrevivir sin él.

Ambos equipos juegan estilos diferentes, San Antonio es la definición perfecta de un equipo mientras que Oklahoma City depende de dos grandes jugadores y el resto son atléticos y defienden.

Claves para San Antonio:

La ofensiva inicia con Tony Parker, aunque el base francés tiene problemas con el hamstring, su aportación en penetraciones y defensa serán de vital importancia. Parker, a diferencia de otros armadores, sabe cuándo tomar protagonismo en la ofensiva y no trata de forzar situaciones. El resto del equipo tiene los roles bien repartidos y pasan bien el balón. Cuando miras una hoja estadística de los Spurs ves más de cinco jugadores con aportación consistente y lo hacen de manera eficiente. El banco de los Spurs promedia 39.5 puntos en esta postemporada y eso le quita peso a los jugadores del cuadro. En el lado defensivo es igual y por eso están nuevamente cerca de la final de la liga a pesar de tener figuras claves con muchos años en las piernas.

Para ganar la serie tanto Parker como Ginóbili van a tener que aprovechar la baja de Ibaka y atacar mas el canasto. Eso va a darle tiros abiertos a los francotiradores del área de tres puntos y eso es vital porque Oklahoma City es bueno defendiendo el perímetro. Las penetraciones, buenos pases, insistencia en el juego a media cancha y el trabajo de Kahwi Leonard sobre Kevin Durant será vital para regresar a la final.

Claves para Oklahoma City:

La baja de Ibaka va a afectar a Oklahoma en ambos lados. Ibaka se conoce por su defensa, pero en ofensiva estaba aportando en la postemporada con promedio de 12.2 puntos. Jugadores como Nick Collison y Steve Adams deben llenar ese hueco y de los dos solamente Adams ha demostrado la capacidad de ayudar en defensa todas las noches. Otro punto importante será la defensa de perímetro y evitar que los hombres grandes se metan en problemas de falta temprano. Por eso la defensa de Westbrook y Sefolosha será importante. Si logran forzar errores de los Spurs entonces tienen mas oportunidad de nivelar la serie porque sin duda son mas rápidos. En el lado ofensivo Westbrook y Durant cargarán de nuevo al equipo pero lo deben hacer de manera eficiente y minimizando errores. Un error que tengas contra los Spurs lo pagarás al otro lado. También necesitan que Reggie Jackson y Caron Butler eleven su nivel para compensar por la baja de Ibaka.

Aunque Oklahoma City barrió la serie durante la temporada regular, estamos hablando de que ahora tienes que ganarle cuatro en un máximo de siete encuentros y sin Ibaka. No solamente te enfrentarás a ellos todas las noches, también lo tienes que hacer sin tu ancla defensivo y tercera opción en el lado ofensivo. San Antonio es un equipo que no depende de solamente un jugador y le dará demasiados dolores de cabeza a la defensa de Oklahoma con buenos pases y dominio de fundamentos.

Predicción: San Antonio gana la serie en seis juegos.

Por Luis Modestti (@LModestti)
Twitter del blog: @RevDeportiva

NBA – Pacers y Heat nuevamente por el campeonato del Este

En la pretemporada muchos seleccionaron a los Heat y Pacers como finalistas de la Conferencia del este y el pronóstico se cumplió. Los Indiana Pacers salieron con la misión de quedarse con el primer lugar de la conferencia para tener ventaja de cancha local y lo lograron, terminando con marca de 56-26. Miami terminó segundo con 54-28 pero este es un equipo que viene de dos campeonatos seguidos y tomaron las cosas con mas calma, sabiendo que en esta conferencia no hay muchos contendores.

Indiana cerró la temporada de una manera desastrosa perdiendo nueve de sus últimos quince juegos y aseguraron el primer lugar al final con victorias sobre Oklahoma y Orlando. En la postemporada siguen teniendo problemas venciendo a Atlanta en siete juegos y a Washington en seis. Cuando todo parecía indicar que el equipo de Indiana volvió a ser peligroso en la serie contra los Wizards, pierden aparatosamente 102-79 en el quinto juego.

Por otro lado Miami barrió a Charlotte en la primera ronda y le ganó a Brooklyn en cinco. Luego de dominar los primeros dos juegos ante los Nets, pierden el primero en la carretera pero logran recuperarse y cerraron bien en los ultimos dos partidos de la serie.

La serie entre Indiana y Miami en la temporada regular terminó empate a dos victorias por bando, pero una serie es totalmente diferente. Ahí vas a tener consistente y hacer los ajustes noche tras noche para ganar. Ambos equipos juegan baloncesto de diferentes maneras, Indiana tiene mucha mas fuerza en la pintura y es excelente en defensa mientras que Miami juega pequeño, anota el triple, defiende y tiene al mejor jugador del planeta.

Claves para Indiana:

Indiana tiene mas estatura y fuerza en la pintura pero Roy Hibbert no ha sido una figura confiable durante la postemporada. Los Pacers no necesitan mucho de Hibbert, solamente defensa y de diez a doce puntos, pero en ocasiones se convierte en un cero a la izquierda y afecta el equipo. El dirigente va a tener que tomar la decisión de mantener a Hibbert en cancha durante momentos cruciales o sentarlo a irse con un cuadro pequeño para parear mejor con Miami. Ellos deben cuidar el balón para evitar que Miami corra y le deben jugar físico a Bosh y Wade para ver como reaccionan. Otro punto importante para ellos es defender el perímetro, Miami se ha convertido en uno de los mejores anotando el triple y eso ahora es su boleto para la victoria. Deben hacer todo lo posible para que el peso caiga solamente en LeBron James. También deben defender la casa y para eso necesitan que Paul George eleve su nivel de juego al igual que Lance Stephenson para hacer de esta serie una cerrada.

Claves para Miami:

Miami ha estado de paseo en esta postemporada dominando a Charlotte y sorpresivamente hicieron lo mismo con Brooklyn. La sorpresa en la serie de Brooklyn no fue que la ganaron, fue de la manera que lo hicieron. No solamente LeBron está jugando al nivel que nos tiene acostumbrados, estamos viendo a un Wade que está aportando todas las noches y a Bosh anotando consistentemente a larga distancia. Ellos deben mover bien el balón para tomar tiros abiertos, jugar físico en la pintura para sacar de concentración a Hibbert y retar a David West que está jugando a otro nivel. Ante la falta de jugadores que puedan crear su propio tiro, Miami no tendrá que fajarse tanto en defensa como lo hizo contra Brooklyn.

Para ganar necesitan forzar errores para correr, dominar los rebotes y anotar el triple. La aportación ofensiva debe ser balanceada para evitar que LeBron tenga que cargarlos noche tras noche ya que Paul George ha hecho una buena labor defendiéndolo. Todos los hombres grandes de Miami jugarán un rol importante, en especial Birdman y Haslem. Ambos deben ser agresivos en ambos lados y evitar que West tenga rienda suelta en el lado ofensivo. Battier también será crucial ya que puede defender el perímetro y anotar a larga distancia. En ocasiones las defensas contrarias se olvidan de Battier y es el jugador capaz de anotar el canasto grande.

Ninguno de los dos está jugando al mismo nivel del año pasado, pero Miami luce mas consistente y enfocado en llegar nuevamente a la final. Indiana tiene las piezas para ganarle a Miami, pero por alguna extraña razón no están luciendo bien como conjunto en los últimos dos meses.

Predicción: Miami en cinco juegos.