Entra Paco, sale Flor, pero no los problemas

En menos de 24 horas hubo un cambio radical en la dirección del equipo nacional de Puerto Rico, salió Flor Meléndez y entró el español Francisco “Paco” Olmos.

Meléndez tomó las riendas del equipo nacional en el 2011, luego del fiasco de Rick Pitino. Sus resultados en la dirección fueron mixtos: cuarto en el Preolímpico, ganó oro en los Panamericanos, terminó segundo en el Centrobasket y se quedó corto en el repechaje olímpico. Este año ya había dirigido una Selección “B” en la Copa Stankovic donde terminó con marca de 3-6.

La forma en la cual se manejó la situación de la salida de Meléndez y la entrada de Olmos fue una que dio vergüenza y nota la falta de planificación de nuestros líderes federativos. La federación tiene derecho de botar a Meléndez, pero no es saludable hacerlo a una semana de empezar las prácticas y en medio de un plan de trabajo, que bueno o malo, ya se estaba ejecutando.

Paco llegó a Puerto Rico para dirigir a los Cangrejeros de Santurce, equipo que venía de un receso y terminó con marca de 20-16. Luego los Cangrejeros cayeron en la semifinal ante los Leones en cinco juegos. Justó después de la eliminación, la Federación inició negociaciones mientras Meléndez estaba dirigiendo y lo firmó por cuatro años.

El fracaso de Flor como dirigente nacional fue por varias razones, primero no fue lo suficientemente agresivo para implementar su plan de trabajo. Flor estuvo conforme con el plan que la FBPR tenía de desarrollo de jugadores al mando de Georgie Rosario, que a mi entender no ha dirigido en más de una década. El plan de Flor incluía categorías menores y programas especiales de identificación de talento y desarrollo.

Otro punto importante en el fracaso de Flor fue permitir que un comité de personas que no son conocedoras del deporte tuviera votos a la hora de elegir los doce magníficos. Esas personas responden a Carlos Beltrán, que al mismo tiempo responde a los auspiciadores. Al Beltrán mercadear jugadores, en vez de un plan nacional, entonces esos auspiciadores tienen bastante poder a la hora de confeccionar de anunciar listas y hacer el equipo.

En la cancha Flor siguió las instrucciones de los líderes federativos y comenzó con un cuadro que incluía a Carlos Arroyo y José Juan Barea. También no tenía control disciplinario del equipo ya que muchos jugadores no llegaban a las prácticas y ni él mismo sabía el porqué. Los jugadores pedían permiso a los líderes federativos y eso dejaba al dirigente sin poder sobre ellos, siendo parte importante de su fracaso.

Llega Paco Olmos y lo anuncian con bombos y platillos, vendiéndole a la prensa que viene un cambio radical y que se acabaron los problemas. Lamentablemente eso está lejos de la realidad ya que a mi entender el problema mayor es la falta de estructura en la federación.

La federación maneja todo de una manera cuestionable, si fuera una institución seria tomaba la decisión de la destitución de Flor con mas tiempo y hubiese empezado un proceso de entrevistas, evaluando todos los candidatos y sus planes de trabajo para tomar una decisión acertada. Esa variedad de ideas y el factor tiempo hubiese sido positiva para la federación en sus planes futuros.

Dirigentes como Eddie Casiano, Carlos Calcaño, Nelson Colón, Tony Ruiz, Carlos Morales, entre otros se merecían una oportunidad para presentar sus planes de trabajo en este ciclo que se avecina. También incluían a Paco con otros dirigentes extranjeros que estuviesen interesados.

Lo mas que me preocupa de la llegada de Paco es que tiene poco tiempo para implementar su plan de trabajo y sistema en las prácticas. Estamos a menos de un mes de la Copa Tuto Marchand y el proceso de adaptación de los Cangrejeros a lo que Paco quería hacer tomó mas tiempo.

También me preocupa que al final del día el nombramiento de Paco haya sido para que Beltrán dijera “les cumplí, les traje el extranjero”, pero que al final del día siga con las prácticas poco profesionales en el programa nacional. Recuerden que Rick Pitino no se fue porque no tenía tiempo, fue porque no querían seguir su plan de trabajo.

En el lado positivo podemos decir que con Paco estamos un poco mas actualizado en lo táctico y que le da mas importancia a la labor del equipo para conseguir todo lo que queremos. Al momento, Paco no ha hablado de jugadores, pero sí la importancia del trabajo en equipo.

Lo mejor que podemos adoptar de Europa o del baloncesto NCAA es el juego en equipo. La principal razón por la cual la era de Carlos Arroyo no ha sido exitosa es el pobre juego colectivo. En ocasiones cuando veías a Puerto Rico jugar era Arroyo y Barea tomando tiros y los demás mirando, eso no puede ocurrir si queremos estar entre los mejores diez del mundo.

Solo espero que la federación respete y ejecute el plan de Paco con el equipo nacional para volver al sitial que la selección nos tenía acostumbrado. De no ser así, seguiremos con los mismos problemas.

Twitter: @RevDeportiva y @LModestti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: