Entra Paco, sale Flor, pero no los problemas

En menos de 24 horas hubo un cambio radical en la dirección del equipo nacional de Puerto Rico, salió Flor Meléndez y entró el español Francisco “Paco” Olmos.

Meléndez tomó las riendas del equipo nacional en el 2011, luego del fiasco de Rick Pitino. Sus resultados en la dirección fueron mixtos: cuarto en el Preolímpico, ganó oro en los Panamericanos, terminó segundo en el Centrobasket y se quedó corto en el repechaje olímpico. Este año ya había dirigido una Selección “B” en la Copa Stankovic donde terminó con marca de 3-6.

La forma en la cual se manejó la situación de la salida de Meléndez y la entrada de Olmos fue una que dio vergüenza y nota la falta de planificación de nuestros líderes federativos. La federación tiene derecho de botar a Meléndez, pero no es saludable hacerlo a una semana de empezar las prácticas y en medio de un plan de trabajo, que bueno o malo, ya se estaba ejecutando.

Paco llegó a Puerto Rico para dirigir a los Cangrejeros de Santurce, equipo que venía de un receso y terminó con marca de 20-16. Luego los Cangrejeros cayeron en la semifinal ante los Leones en cinco juegos. Justó después de la eliminación, la Federación inició negociaciones mientras Meléndez estaba dirigiendo y lo firmó por cuatro años.

El fracaso de Flor como dirigente nacional fue por varias razones, primero no fue lo suficientemente agresivo para implementar su plan de trabajo. Flor estuvo conforme con el plan que la FBPR tenía de desarrollo de jugadores al mando de Georgie Rosario, que a mi entender no ha dirigido en más de una década. El plan de Flor incluía categorías menores y programas especiales de identificación de talento y desarrollo.

Otro punto importante en el fracaso de Flor fue permitir que un comité de personas que no son conocedoras del deporte tuviera votos a la hora de elegir los doce magníficos. Esas personas responden a Carlos Beltrán, que al mismo tiempo responde a los auspiciadores. Al Beltrán mercadear jugadores, en vez de un plan nacional, entonces esos auspiciadores tienen bastante poder a la hora de confeccionar de anunciar listas y hacer el equipo.

En la cancha Flor siguió las instrucciones de los líderes federativos y comenzó con un cuadro que incluía a Carlos Arroyo y José Juan Barea. También no tenía control disciplinario del equipo ya que muchos jugadores no llegaban a las prácticas y ni él mismo sabía el porqué. Los jugadores pedían permiso a los líderes federativos y eso dejaba al dirigente sin poder sobre ellos, siendo parte importante de su fracaso.

Llega Paco Olmos y lo anuncian con bombos y platillos, vendiéndole a la prensa que viene un cambio radical y que se acabaron los problemas. Lamentablemente eso está lejos de la realidad ya que a mi entender el problema mayor es la falta de estructura en la federación.

La federación maneja todo de una manera cuestionable, si fuera una institución seria tomaba la decisión de la destitución de Flor con mas tiempo y hubiese empezado un proceso de entrevistas, evaluando todos los candidatos y sus planes de trabajo para tomar una decisión acertada. Esa variedad de ideas y el factor tiempo hubiese sido positiva para la federación en sus planes futuros.

Dirigentes como Eddie Casiano, Carlos Calcaño, Nelson Colón, Tony Ruiz, Carlos Morales, entre otros se merecían una oportunidad para presentar sus planes de trabajo en este ciclo que se avecina. También incluían a Paco con otros dirigentes extranjeros que estuviesen interesados.

Lo mas que me preocupa de la llegada de Paco es que tiene poco tiempo para implementar su plan de trabajo y sistema en las prácticas. Estamos a menos de un mes de la Copa Tuto Marchand y el proceso de adaptación de los Cangrejeros a lo que Paco quería hacer tomó mas tiempo.

También me preocupa que al final del día el nombramiento de Paco haya sido para que Beltrán dijera “les cumplí, les traje el extranjero”, pero que al final del día siga con las prácticas poco profesionales en el programa nacional. Recuerden que Rick Pitino no se fue porque no tenía tiempo, fue porque no querían seguir su plan de trabajo.

En el lado positivo podemos decir que con Paco estamos un poco mas actualizado en lo táctico y que le da mas importancia a la labor del equipo para conseguir todo lo que queremos. Al momento, Paco no ha hablado de jugadores, pero sí la importancia del trabajo en equipo.

Lo mejor que podemos adoptar de Europa o del baloncesto NCAA es el juego en equipo. La principal razón por la cual la era de Carlos Arroyo no ha sido exitosa es el pobre juego colectivo. En ocasiones cuando veías a Puerto Rico jugar era Arroyo y Barea tomando tiros y los demás mirando, eso no puede ocurrir si queremos estar entre los mejores diez del mundo.

Solo espero que la federación respete y ejecute el plan de Paco con el equipo nacional para volver al sitial que la selección nos tenía acostumbrado. De no ser así, seguiremos con los mismos problemas.

Twitter: @RevDeportiva y @LModestti

Anuncios

Análisis de la final del BSN entre Piratas y Leones:

Lorenzo Mata

Ya llegó la hora cero, la final del BSN está a punto de comenzar entre los Piratas de Quebradillas y los Leones de Ponce.

Ambas franquicias son de las mas importantes de la historia de la liga, pero a pesar de eso nunca se han medido en una serie final. Sus épocas de gloria fueron diferentes, Ponce ganó siete campeonatos en la época de Pachín, misma época que vio a los Piratas tener temporadas malísimas.

Luego de Pachín llega Raymond y Neftalí y dominaron los 70. Ponce tuvo temporadas exitosas en los 70 pero nunca llegaron a la final. Luego llega la segunda generación de los Dalmau y la nueva cepa ponceña y sí cruzaron en varias series, pero nunca la final.

La última serie que tuvieron los Leones y Piratas fue la semifinal del 2002, ganada por los selváticos en siete juegos. El trabuco ponceño fue salvado por Charlie Lanauze que regresó del retiro para jugar solamente en esa postemporada.

Ahora llegamos al 2013 y son los dos mejores equipos de la liga. Ponce terminó en primer lugar con marca de 23-13 y Quebradillas segundo con 22-14. Quebradillas barrió su serie de cuartos de final ante Humacao-Carolina y Ponce se fue a siete juegos con Arecibo. En la semifinal ambos equipos ganaron sus series en cinco juegos.

La serie entre ambos equipos durante la serie regular fue ganada por los Piratas 3-1, tres de esos juegos fue con el plantel actual y Quebradillas tuvo marca de 2-1.

Leones de Ponce:

Al anunciar su regreso, los Leones de Ponce solamente tenían como reservas de calidad a Carlos Rivera y Gabriel Colón. Durante su receso Fernando Olivero, en sus últimas resoluciones, decidió declarar agente libre a figuras como Manuel Narváez y Ricky Meléndez.

A pesar de tener esas bajas, para esta temporada Ponce tenía la oportunidad de firmar tres refuerzos y seleccionar tres jugadores en la primera ronda en el sorteo de novatos. La gerencia hizo la asignación y firmó los dos mejores refuerzos del torneo anterior: Ike Diogu (Arecibo) y Mike Harris (San Germán). Por recomendación de Nelson Colón firmaron a Manuel Fortuna que jugó con la selección dominicana y estaba en la Liga Nacional con los Leones de Santo Domingo.

En el sorteo Ponce completó su plantel seleccionando a Mike Rosario, Carlos Emory y Chris Gastón. En las próximas rondas escogieron a Jezreel De Jesús y Joel Gierbolini que son proyectos a largo plazo. El resto del plantel era una combinación de veteranos y proyectos del equipo de Ponce de Primera Categoría.

Ponce llegó a la final de la mano de Harris y Diogu ofensivamente, eso le sumas el liderazgo de Carlos Rivera en la posición de armador y la intensidad de los novatos. Hay otros factores importantes en esa corrida, pero esos son los de mas peso.

Para Ponce ganar esta serie necesitan que Harris y Diogu produzcan consistentemente, en su única victoria ellos se combinaron para 52 puntos y en las derrotas promediaron 22,5 puntos. La ofensiva de Ponce está diseñada para llevarle la bola a sus dos refuerzos y por eso lograron dominar a Santurce. El dominio de Harris y Diogu será importante ya que también abrirá a los tiradores a media y larga distancia.

En la serie semifinal el banco de Ponce produjo solamente 11,6 puntos en cinco juegos, esa producción tiene que aumentar si desean vencer a este equipo de Quebradillas. El banco de los Leones ha hecho su trabajo defensivamente, pero figuras como Mike Rosario, Guayito Santiago y Carlos Emory deben anotar al menos 18 puntos entre los tres.

El tercer refuerzo de Ponce es Romel Beck que es conocido por ser un buen tirador menos en este torneo. Durante la semifinal aumentó su porcentaje de tres puntos y debe de producir todas las noches porque los Leones necesitan esa tercera voz en ofensiva.

Defensivamente necesitan velar a los tiradores de los Piratas, tanto Huertas como Meléndez y Lee son tiradores de rachas, esos son los que te van a hacer mas daño. Lisch y Redhage son consistentes y entiendo que van a estar bien cubiertos. También deben de jugarle físico a Huertas para tratar de sacarlo de concentración ya que aporta en muchas áreas de juego.

La labor de los veteranos como Carlos Rivera y Rick Apodaca será crucial. Rivera es el líder de este equipo y siempre saca la cara en el clutch. Por otra parte Apodaca es un tirador probado pero ha pecado de ser inconsistente durante el año. Confío mas en Rivera para ser esa tercera voz ofensiva y se necesitará un Apodaca que anote eficientemente para ganar.

Piratas de Quebradillas:

El año pasado me dediqué a criticar constantemente a Felo Rivera en Twitter por sus movidas erradas, incluyendo la constante firma de cohetes quemados como Ricky Davis y Milt Palacio y locos como Corey Williams y Darius Washington. También la protección de su pupilo Peter John Ramos que se quitó en un juego importante contra Arecibo.

Felo se acordó de la manera que ganó un campeonato con los Criollos de Caguas en el 2006 y siguió un libreto similar. Esta vez tuvo que salir de Peter John Ramos y lo cambió a Arecibo que le encanta firmar nombres, por Ricky Meléndez y el segundo turno del sorteo.

También viajó a Australia para firmar a Shawn Redhage y aprovechó para firmar a su compañero Kevin Lisch. Otra movida importante fue reforzar la posición de armador con nativos como Giovanni Jiménez y Jonathan García.

El día del sorteo tenían el segundo y cuarto turno, seleccionando a Jorge Brian Díaz y Ángel “Piwi” García. Luego cambian a García a los Vaqueros por Carmelo Lee y Nathan Peavy. Durante la temporada cambian a Jesse Pellot-Rosa a los Vaqueros por Greg Stevenson. Pellot estaba consumiendo demasiados tiros y no estaba en condición para jugar.

Luego de un mal inicio, renuncia Leo Arill y mantienen a su asistente Carlos Calcaño, que terminó con marca de 20-10 al mando. Ante la renuncia, la gerencia de los Piratas no entró en pánico y decidió mantener el esquema, pero con una figura respetada y que exhibe calma como Calcaño.

Las figuras nativas mas consistentes del equipo fueron David Huertas que es candidato a ganar el premio de MVP aportando en todas las facetas de juego y hasta ahora ha tenido una buena conducta dentro y fuera de la cancha. Carmelo Lee vino en mejor condición física y se ha adaptado a su rol. Otros jugadores que se adaptaron a su rol en este equipo son Ricky Meléndez y Ángelo Reyes.

La llegada de Kevin Lisch y Shawn Redhage fue una que solidificó el equipo, ambos han sido ganadores en sus carreras y hacen su labor casi a la perfección. Lisch es el que toma la bola y es el líder en la cancha, ejecutando en el clutch y haciendo las jugadas correctas para cada situación. Ambos han sacrificado sus números por el bien del equipo y eso es parte de ser ganador.

Lorenzo Mata es el centro que siempre ha necesitado Quebradillas, fuerte, consistente y defensivo. Su habilidad de desviar tiros, cerrar la pintura y jugar físico ha sido crucial para el éxito esta temporada.

Los Piratas son el mejor equipo manejando el balón y para ganar necesitar seguir protegiendo el balón y repartiendo bien la ofensiva. En la semifinal seis jugadores promediaron puntos en doble figura y eso se debe mantener en esta serie para dominar a los Leones. También deben jugar adentro con Mata y Redhage para explotar la debilidad defensiva de Ponce en la pintura y buscar que Harris y Diogu entren en problemas de faltas. Forzar errores será clave para empezar la ofensiva en transición pero este equipo ejecuta muy bien a media cancha, hay que darle crédito a Lisch, Huertas, Lee y Redhage por mantener la fluidez.

Defensivamente deben de jugarle físico a Diogu y Harris, no deben desperdiciar faltas personales en otros jugadores. Tanto Mata, Redhage, Reyes y Lee deben de darle duro a ambos para entonces forzarlos a tirar a media y larga distancia. Harris y Diogu no son excelentes tiradores, Harris depende de las penetraciones y Diogu es un tirador de racha a larga distancia. Si logran alejarlos del canasto, aumentan las posibilidades de los Piratas para detenerlos. También deben encargarse de dominar los rebotes defensivos y que los Leones tengan segundas oportunidades, esa es otra fuente importante en la ofensiva de los selváticos.

Pronóstico:

La serie será una de las mejores en los últimos años, ambos equipos cuentan con jugadores de buena calidad, ambas fanaticadas son calientes y los dos están locos por regresar al tope del BSN.

Veo a Quebradillas como un equipo mas completo y tienen todas las herramientas para dominar a los Leones. En la etapa final de la temporada y las series Quebradillas ha sido el equipo mas consistente, ganando 19 de sus últimos 25 juegos.

Entiendo que esta serie la ganará Quebradillas en seis juegos y Kevin Lisch será el MVP de la Final.

Twitter: @RevDeportiva y @LModestti

Análisis de la semifinal del BSN:

Solamente quedan cuatro equipos en la temporada 2013 del Baloncesto Superior Nacional y son los Cangrejeros de Santurce, Leones de Ponce, Piratas de Quebradillas y Brujos de Guayama.

En la pretemporada nadie hubiese dado a estos equipos a llegar tan lejos. Ponce y Santurce venían de recesos, Quebradillas dio en cambio al centro de la selección nacional y los Brujos de Guayama vienen de quedar últimos en la tabla de posiciones.

Tanto Ponce como Santurce hicieron su asignación firmando agentes libres, refuerzos y seleccionando novatos en el sorteo. Por su parte Quebradillas fue silenciosamente añadiendo profundidad por la agencia libre, añadiendo talento para el futuro en el sorteo y adquiriendo figuras con veteranía en varios cambios. De Guayama podemos decir que la llegada de Balkman y la firma de Darnell Hinson los elevó a otro nivel.

De las cuatro series de cuartos de final, tres se fueron al máximo, y solamente los Piratas lograron ganar en la carretera. Eso pone en buena posición a los Leones y Piratas y destaca la importancia de terminar bien en la temporada regular.

Cangrejeros de Santurce vs. Leones de Ponce

La serie durante la temporada regular fue ganada por los Leones 3-1, eso incluye dos victorias en el Roberto Clemente. Los Cangrejeros lograron sacar un juego en el Pachín Vicens con marcador de 79-75.

Ambos equipos ganaron sus series en siete juegos, Ponce luchó contra un equipo que en papel lucía superior, pero nunca encontraron la fórmula ganadora. Los Leones con todo y lesiones durante la serie superior batallar contra una rotación mas amplia y en el séptimo juego una labor magistral de Emory les llevó a una victoria cómoda.

Del lado de Santurce el dirigente Paco Olmos dejó que Ayuso y Dalmau se sirvieran con la cuchara grande para evitar un dominio de los Mets en la pintura. Sus tiradores lucieron bien y Ricky Sánchez tuvo varios juegos grandes para poder dominar. Por primera vez en esta temporada defendieron el Roberto Clemente consistentemente.

En esta etapa vemos dos equipos diferentes, los Cangrejeros no tienen a Leon Williams y podrían estar sin Luis Villafañe por lesión. Por su parte Ponce ya está completo y sus novatos con mas confianza.

Ponce ha dependido durante toda la temporada de la actuación de sus refuerzos Ike Diogu y Mike Harris. Si ellos anotan de 40 a 50 puntos entre los dos aumenta considerablemente sus opciones al triunfo. En esta serie los Leones necesitan una tercera voz que podría ser Carlos Rivera o un Romel Beck agresivo, intentando mas cerca del canasto en vez de conformarse con el tiro a larga distancia.

La energía que trae Carlos Emory y Mike Rosario del banco es crucial para las aspiraciones de Ponce. Básicamente las fortalezas de Ponce son sus refuerzos y la actuación de sus novatos y el liderazgo de Carlos Rivera armando la ofensiva. La defensa tanto en el perímetro y en la pintura debe mejorar en esta serie ya que Ponce es de los peores en ambos renglones. El equipo tiene momentos donde defensivamente lucen bien, pero llegan momentos durante el juego que el equipo contrato toma tiros abiertos y ataca a gusto y gana.

El tiro a larga distancia debe mejorar para los Leones, ellos masacraron a Arecibo, pero Santurce es un equipo disciplinado en su defensa de perímetro. Lo mas importante en la ofensiva para los Leones será ejecutar eficientemente, con un buen movimiento de balón.

Santurce llegó aquí con una gran labor defensiva y un buen trabajo de sus tiradores que se mantuvieron consistentes, especialmente David Jackson, Álex Galindo y Javi González. El refuerzo Joseph Jones no es del otro mundo pero está aportando y Diego Ciorciari está trabajando bien la ofensiva. William Orozco fue el “X factor” en ese séptimo juego. Aunque Santurce no es de los mejores equipos ofensivos de la liga, es de los mas eficientes y al gastar el reloj de tiro su promedio en puntos se podría ver bajo. En esta serie es importante la consistencia de sus tiradores y una buena rotación para poner presión en los defensas de Ponce. Otro punto importante para los Cangrejeros será jugarle físico a Harris y Diogu para que no estén cómodos en su juego.

Pronóstico: Aunque en papel podríamos decir que Ponce gana en 5 juegos, no hay duda que el equipo de Santurce es uno que no se puede analizar solamente por lo que dice el papel y sí con su ejecución en cancha que es lo que cuenta. Esta serie irá al máximo y ganará Ponce en siete.

Brujos de Guayama vs. Piratas de Quebradillas

Los Piratas barrieron su serie contra la fusión mientras que los Brujos eliminaron a los campeones Indios de Mayagüez en siete juegos.

La serie entre ambos durante la temporada regular terminó 2-2, siendo su último juego en la etapa final de la temporada donde los Brujos terminaron con seis victorias seguidas.

Quebradillas es el mejor equipo de la liga ahora mismo, tienen pocas debilidades y está acoplado a lo que quiere hacer Carlos Calcaño. Los Piratas son el mejor equipo manejando el balón, anotan eficientemente, anotan sus tiros libres con un alto porcentaje y son el mejor equipo cerrando juegos. También tienen buena profundidad en todas las posiciones. Su única debilidad podría ser el mollero ya que del banco solamente tienen a Ángelo Reyes que puede capturar rebotes y hacer el trabajo sucio. Su otro hombre grande, Jorge Brian Díaz, no está físicamente listo para cumplir ese rol.

La labor de Kevin Lisch y Shawn Redhage ha sido magistral durante la temporada, son ganadores probados en esta liga y a nivel internacional. Esa es la gran diferencia de estos Piratas a versiones anteriores, sus refuerzos y sus nativos saben que deben hacer para ganar. David Huertas es un candidato fuerte para MVP y está aportando en todas las facetas y Carmelo Lee está cumpliendo su rol y llenando cualquier necesidad. Lorenzo Mata ha hecho tremendo trabajo en la defensa y se está viendo mas envuelto en la ofensiva, dando puntos en la pintura.

El descanso solamente le vendrá bien a Shawn Redhage pero no muy bien al colectivo, aunque hayan practicado con intensidad no es lo mismo contra los Brujos que vienen de jugar una serie que se fue al máximo.

Por su parte los Brujos han sido bastante buenos en la defensa, siendo intensos durante todo el juego y en la ofensiva la llegada de Darnell Hinson le da velocidad y agresividad, combinándose perfectamente con Renaldo Balkman que le gusta ese estilo de juego. Los Brujos deben de mover mejor el balón ofensivamente e involucrar mas a Joel Jones que ha tenido tremenda temporada. La baja de Juan Coronado será clave y se espera que traigan otro armador, en mi opinión deben reforzar mas la pintura para ir mas a la par con los Piratas.

Cardona debe tener mas confianza en sus jugadores del banco ya que su estrategia defensiva es bien exigente y les podría pasar factura mas adelante en la serie. El reto para ellos será forzar errores ante el mejor equipo manejando el balón para tener oportunidades ofensivas en transición. Balkman debe mantenerse consistente y el equipo debe estar enfocado ya que sabemos que hay muchos jugadores de temperamento cuestionable.

Pronóstico: Los Brujos tendrán un buen inicio de serie, pero rápidamente los Piratas van a tomar control y se la llevarán en cinco juegos.

Twitter: @RevDeportiva y @LModestti