El lunes negro reclama nuevas víctimas:

El lunes luego de terminar la temporada de la NFL se da el conocido “Lunes Negro” donde normalmente despiden a dirigentes y gerenciales de los equipos menos afortunados.

En esta temporada ese lunes cayó en víspera de año nuevo y siete equipos despidieron a su dirigente y otros solamente a su gerente.

La razón por la cual los equipos despiden rápido es para poder tener tiempo y evaluar la mayor cantidad de candidatos posibles. Esos candidatos pueden ser de la misma NFL o de la NCAA.

Los equipos que despidieron a su dirigente fueron los Browns (Pat Shurmur), Eagles (Andy Reid), Bears (Lovie Smith), Chiefs (Romeo Crennel), Bills (Chan Gailey), Chargers (Norv Turner) y los Cardinals (Ken Whisenhunt).

En el caso de los Browns lo puedo entender por varias razones, primeramente hay un nuevo dueño y con eso vienen altas expectativas. Los fanáticos esperan que ese nuevo dueño cambie la cultura nombrando un dirigente y un grupo de trabajo ganador. Desde su regreso en el 1999 los Browns han ido a los playoffs en una ocasión y han tenido dos temporadas con record ganador.

En Cleveland tienen un serio problema ya que no son consistentes en ofensiva ni defensiva y sus Special Teams no produjeron retornando el balón. La labor del nuevo dirigente es identificar ese Quarterback con cualidades de líder y reforzar la línea ofensiva. Ellos tendrán que construir una identidad poco a poco mediante el sorteo de novatos y una que otra firma inteligente en la agencia libre.

También es entendible en Kansas City, Buffalo y San Diego. En esos lugares también salieron del gerente y el equipo sufre cuando la gerencia no está en la misma página del dirigente.

En Philadelphia lamentablemente terminó así para Andy Reid. Los Eagles terminaron con marca de 4-12, la peor de su carrera. Estas últimas versiones de los Eagles contaban con mucho talento pero con poca consistencia. Las decisiones en la firma de agentes libres, especialmente en defensa, los hundió. También algunas decisiones en los coordinadores creó inestabilidad en esta franquicia que durante la era de Reid siempre fue ganadora. Los Eagles siguen teniendo un buen equipo pero tienen que reforzar esa línea frontal en defensa y decidir que van a hacer con Michael Vick.

Ahora a los casos que no entiendo: Chicago y Arizona.

Chicago despidió a Lovie Smith luego de una temporada de 10-6. Si los Vikings hubiesen perdido con Green Bay los Bears entraban a los playoffs y Smith tendría un trabajo.

Los Bears tuvieron varios problemas de lesiones en la temporada pero con todo y eso terminó con record ganador en una división bastante complicada. Defensivamente lucieron bastante bien siendo su único problema en el ataque aéreo. El coordinador ofensivo debió cantar mas jugadas donde involucraran otros receptores y eso no pasó. También Matt Forte debió estar mas involucrado en el ataque por tierra y no fue así. El problema allí fue mas bien las jugadas que cantaban.

En ocasiones estos dirigentes que son especialistas en defensa no se involucran mucho en el lado ofensivo, dando libertades a sus coordinadores ofensivos. El dirigente debe de tener control en todas las áreas para no solamente saber que está haciendo cada cual, también para mantener su trabajo.

Los Cardinals despidieron a Ken Whisenhunt luego de una temporada de 5-11. Los Cardinals comenzaron 4-0 comandados por una buena defensa y una buena actuación de Kevin Kolb. Luego de ese comienzo los Cardinals jugaron para 1-11.

Whisenhunt ha sido un gran coach que disfrutó de Kurt Warner en sus primeras temporadas. Luego de eso sufrió pero poco a poco la defensa fue mejorando y se vio un poco de luz con Kolb. Al final del día las lesiones de Kolb y la pobre actuación de la línea ofensiva le costaron el trabajo al dirigente.

A veces como franquicia debes identificar si tu dirigente impone respeto, tiene un buen grupo de trabajo y los jugadores le responden. Lamentablemente si no tienes una buena línea ofensiva vas a sufrir y la gerencia nunca supo cubrir esa falla. Los Cardinals debieron mantener a su dirigente para establecer continuidad y hacer los ajustes en la ofensiva nombrando nuevos coordinadores.

Este deporte es el más difícil de dirigir y para ganar todas las piezas deben moverse con la misma armonía. Lamentablemente no en todos lugares es así y termina pagando el dirigente. Ahora todas estas franquicias tendrán la presión de ganar ahora ya que en otros lugares como San Francisco e Indianápolis han tenido éxito luego de hacer cambios drásticos.

Twitter: @LModestti y @RevDeportiva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: