Paso a paso vamos ganando:

El equipo femenino de Puerto Rico se quedó corto de su sueño olímpico, uno ambicioso a esta etapa pero nada se perdió, al contrario, ganamos.

Esta selección  nunca había participado de un evento de calibre Mundial y debutamos en el repechaje que sin duda es el más difícil al tener un itinerario corto con equipos con mas experiencia internacional. Gracias al formato de torneo el margen de error para las boricuas tenía que ser mínimo.

Puerto Rico llevó un equipo bien entrenado y fogueado por Omar González. Este equipo tuvo una gira de fogueos por Holanda, República Checa y Francia. También jugaron en el Centrobasket celebrado en Morovis así que la preparación fue la mejor en la historia para un equipo femenino.

Solamente una jugadora boricua tiene 30 años y es Esmary Vargas. Las demás jugadoras tienen 28 años o menos. Lo que Omar quiere hacer es mantener este núcleo fijo para sacarle el máximo en el juego colectivo al mejorar la química año a año.

Luego de ganar oro en Centrobasket, Centroamericanos (2010) y Panamericanos (2011), Puerto Rico terminó quinto en el Preolímpico de Colombia y segundo en el Centrobasket de Morovis. Las boricuas perdieron ante Cuba y Argentina en el Preolímpico y luego contra Cuba nuevamente en Morovis.

En el repechaje Puerto Rico tuvo derrotas ante Turquía 65-53 y luego contra Japón 65-49. Cabe destacar que Turquía clasificó a los Juegos Olímpicos y Japón estuvo cerca de hacerlo.

Las boricuas fallaron varias cosas en la ejecución ofensiva, primero no contábamos con un tiro a media distancia consistente. Tampoco las jugadoras altas de Puerto Rico como Sandra García y Stephanie Rosado contaban con la experiencia y no se vieron muy agresivas en la ofensiva. También esa falta de experiencia nos dio problemas en el lado defensivo porque teníamos mucha jugadora con problemas de faltas y en ocasiones se relajaban un poco cuando el juego estaba cerrado y nos hacían un avance.

Estos resbalones lo vamos a sufrir especialmente con un equipo joven, talentoso y que se está conociendo. A pesar de que están empezando a crear química, Puerto Rico juega muy bien en ambos lados de la cancha, en ofensiva se reparte bien el balón y en defensa cada cual se ayuda y son bien agresivas.

Dentro de las cosas positivas que vi en el repechaje pude notar que las muchachas no se quitaban, Puerto Rico estuvo abajo por amplio margen ante Turquía y Japón y logramos recuperarnos. También pudimos ver a Jazmine Sepúlveda y Carla Cortijo jugando a un alto nivel durante el torneo. Carla Escalera y Marie Plácido se encargaron del trabajo sucio y nos lideraron en rebotes a pesar de no ser las mas altas.

El próximo torneo de las boricuas es el Premundial a jugarse el año que viene y para seguir creciendo es sumamente importante conseguir la clasificación a ese Mundial donde nos enfrentaremos a equipos de diferentes zonas y con esa oportunidad seguirán ganando experiencia para jugar a un alto nivel en el futuro.

El panorama es alentador porque esto es un equipo joven y todos dentro del grupo de trabajo van creciendo, jugadoras, dirigentes y directivos saben lo que tienen que hacer y en que se debe trabajar para llegar lejos. Por eso es que con cada paso que damos con este equipo ahora, sea para atrás o para el frente, se va ganando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: