Análisis de Puerto Rico en el Centrobasket:

El equipo nacional de Puerto Rico comenzó su itinerario internacional este año jugando en el Centrobasket donde terminaron con una medalla de plata en su casa.

Los boricuas utilizaron este torneo como “Fogueo” para el Preolímpico Mundial que se celebrará del 2 al 8 de julio en Caracas, Venezuela.

Para empezar Puerto Rico no debió utilizar esto como fogueo por el pobre nivel de juego en la región. Antes de iniciar el torneo los dos equipos favoritos eran República Dominicana y Puerto Rico quienes llegaron a la final sin mucho contratiempo. Tan bajo era el nivel que los cuerpos técnicos de ambas naciones descansaron a sus estelares en varios juegos.

Puerto Rico tuvo juegos en la primera ronda contra Panamá, Bahamas, Nicaragua y Cuba donde no tuvo mucho inconveniente.

Primera ronda:

Puerto Rico tuvo cuatro juegos abiertos en esta primera ronda. Comenzaron contra Panamá quienes dominaron 92-60. El primer parcial terminó empate a 17 pero los boricuas impusieron su clase tan pronto entró Andrés Rodríguez a armar el juego, y esto fue la constante por el resto de torneo.

El segundo día jugamos con Bahamas quienes dijeron en la prensa que iban a dar la sorpresa pero no estaban al nivel nuestro. David Huertas empezó a abrir los ojos de la fanaticada boricua quienes vieron a este escolta pasarla mal en Quebradillas. También hubo una buena actuación de Filiberto Rivera y Edwin Ubiles, especialmente en la segunda mitad.

Luego nos medimos a Nicaragua donde no tuvimos a JJ Barea (descanso) y Edwin Ubiles (campamentos de NBA). Dominamos a los nicaragüenses 107-67 y luego a los cubanos, quienes salieron con siete jugadores, 95-61.

En esta primera ronda logramos el pase al Premundial, misión cumplida, ¿y qué? No logramos participar con el equipo completo por la falta de nivel. El staff técnico prefirió descansar a algunos y los que sabemos que van para el repechaje no jugaron mucho tiempo junto.

Ronda de medallas:

En la semifinal logramos desplazar a Jamaica con una excelente actuación en equipo. Aquí se destacaron Danny Santiago que impuso su clase e inteligencia ante una línea frontal de Jamaica donde había jugadores con experiencia de NBA y ACB. David Huertas fue ese tirador constante y salieron otras figuras como Mike Rosario y Alex Franklin.

De esa gran demostración ante Jamaica pasamos a la final ante el otro rival que demostró clase: República Dominicana.

En ese juego regresamos al juego individual, que funcionó por varios minutos pero los ajustes defensivos de los técnicos del equipo dominicano evitaron que Barea siguiera igual de efectivo y eso afectó el juego del resto de los boricuas. Peter John Ramos tuvo un mal juego en ambos lados de la cancha y los tiradores boricuas no estaban cómodos cerca de la línea de tres.

Lo positivo de ese juego fue la gran actuación de Ricky Sánchez en ambos lados de la cancha, estaba motivado y dio a conocer que puede ser un gran delantero internacional si se lo propone día a día. Sánchez no pudo tirar bien de tres ya que la mayoría de esos tiros fueron apresurados, pero defensivamente hizo una buena labor sobre Al Horford y en ocasiones sobre Eulis Báez.

Puerto Rico se llevó la plata en su casa, y esto es una lección que debemos aprender ante los dominicanos. Primero que debemos jugar mas consistente en el lado ofensivo, el juego individual del armador no era necesario en este torneo. Defensivamente nuestros hombres grandes (Peter John y Ricky) deben ser mas consistentes. También la rotación defensiva es bien importante y por favor dejen la pelea con los árbitros.

Jugadores:

La evaluación de los jugadores en un torneo como este es bien difícil porque nos medimos a solamente dos rivales de calidad y uno de ellos está conociéndose todavía (Jamaica).

Lo que se puede sacar de aquí es que está entrando una cepa de jugadores con múltiples habilidades en cancha. La época del especialista ya está pasando al otro lado y jugadores nuevos como Ubiles, Franklin, Huertas y Rosario entran con buenos fundamentos como dribleo, penetraciones y defensa. Tanto Huertas como Rosario demostraron un buen tiro a media distancia.

Daniel Santiago sigue demostrando que es el mejor centro de Puerto Rico pero en itinerarios internacionales, donde se juega back to back, no puede jugar sus 30-35 minutos por juego.

En el caso de los otros hombres grandes, Peter John Ramos no dominó como se supone en este torneo, especialmente en el lado defensivo. Lo único positivo que pude ver en la defensa por parte de Peter fue que en ocasiones levantaba los brazos para defender cerca del canasto. Peter tiró un 73.3% de dos, que es muy bueno, pero debe ser mas agresivo. También hay que ver que no le daban el balón tanto, necesitamos darle el balón.

Ricky Sánchez tuvo un torneo de altas y bajas, pero fue uno aceptable con un gran final. En su carrera nos tiene acostumbrados a uno o dos juegos buenos y luego actuaciones inconsistentes. Ricky debe motivarse a seguir jugando un baloncesto de excelencia podría llegar lejos. Por ahora es un jugador de rol, pero debe aspirar a ser uno de los mejores delanteros de la zona.

Sobre Edwin Ubiles se puede decir que tuvo un torneo discreto y se vio un poco perdido en ocasiones. Debe de reconocer, tanto él como los técnicos, que no es un tirador y deben usarlo al máximo de sus habilidades. En el caso de Alex Franklin fue la chispa que levantaba al equipo pero en ocasiones también jugaba fuera de posición.

David Huertas fue el jugador mas destacado de Puerto Rico y demostró que trabajó luego de eliminarse con Quebradillas para quedarse con la posición de escolta. Ahora tenemos un escolta con buena estatura, que maneja bien el balón y que es certero en sus intentos. Tiene que seguir trabajando para establecerse.

De los armadores JJ Barea tiene que concentrarse mas en armar la ofensiva, en ocasiones trata de hacer demasiado y no le salen las cosas. También tiene que reconocer que los jugadores en este equipo no están al nivel de sus compañeros en la NBA y que normalmente juegan un baloncesto diferente, colectivo.

Andrés fue clase aparte armando la ofensiva de Puerto Rico y comenzó varios avances de Puerto Rico. Es el jugador ideal que viene del banco y organiza la ofensiva si es necesario.

De los demás puedo decir que Álex Galindo es protegido por Flor porque ayuda a mover la ofensiva y por su tiro a distancia. También Flor lo ve como un delantero que puede defender varias posiciones. En mi opinión Alex es limitado en ofensiva pero el dirigente selecciona los jugadores que se integren al sistema. Filiberto Rivera tuvo sus momentos armando la ofensiva y Piwi García se vio perdido en ocasiones y es un proyecto que hay que seguir de cerca.

Ahora lo que nos quedan los fogueos y el repechaje, eso lo dejamos para otro escrito.

Twitter: @lmodestti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: